Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2017

Pequeño duende casero, de Senko Karuza

Busbuskalai apareció en el fregadero. Ya empiezan los problemas. Otra vez se prepara para estropearme el día. Empieza temprano, durante el desayuno. Será tan descarado que ni siquiera esperará a que los niños se vayan al colegio. ¡Que se enteren del tipo de padre que tienen! Decido ponerle freno a toda la mierda que pueda pasar; me levanto bruscamente de la mesa, salto sobre el fregadero y le doy un puñetazo en la cara. Los platos vuelan en todas direcciones y Busbuskalai queda aturdido entre los escombros. Espero a ver si ahora me deja en paz. -¡Estás completamente loco! ¿Por qué no vas al médico? -grita mi esposa histéricamente.  Me abstengo de hablar. Si todo se queda en eso, si Busbuskalai se retira, todo irá bien. Quedará como un ataque de mal humor mañanero. Cierro los ojos y espero, con la cabeza inclinada sobre el fregadero. Siento que los niños me observan en silencio. Hay que aguantar eso de que miren a su padre tomándolo por loco. Ellos aún no tienen un Busbuskalai de ello…